Samantha Bello una de las grandes esperanzas de la natación peruana


Compartir
  • 80
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Samantha Bello y Ricardo Jimenez YOG Buenos Aires 2018

Samantha Bello y Ricardo Jiménez – Foto Prensa YOG Buenos Aires 2018

Samantha Bello a pesar de ser una de las nadadoras más jóvenes de los Juegos y la segunda de menor edad dentro de la delegación peruanas, no se quedó conforme con haber logrado la mejor marca de su vida en los 200 metros libres

Prensa Buenos Aires 2018 

Samantha tiene 15 años y es hija de Johnny Bello, uno de los más grandes nadadores de la historia de Perú, que alcanzó el cuarto puesto en los 200 CI de los Juegos Olímpicos México 1968: “Yo quisiera superar lo que hizo mi papá. Quiero ir más allá y luchar por todo. Creo que es el objetivo de cualquiera, mejorar lo que se hizo antes. Si te lo propones, tú puedes”, comentó la joven.

Johnny y Samantha Bello Natacion Peru

Johnny y Samantha Bello  Fotografía Ángel Leiva Espinoza


Samantha Bello aprendió a nadar antes que a caminar. Se sumergió por primera vez en una piscina cuando solo tenía ocho meses de nacida y a diferencia de lo que su apellido pueda hacer imaginar, fue su madre Joann Soriano la que propició su primer acercamiento con el agua.Y es que su apellido nos recuerda a uno de los mejores nadadores en la historia del Perú, quien precisamente es padre de la protagonista de nuestra historia. Juan Carlos Bello Angosto, conocido como Johnny Bello, fue cuarto puesto en unos Juegos Olímpicos México 1968 y 7° en Múnich 1972 en los 200 CI.

Superación total. Ese es lema con el que Bello compiten en cada ocasión que le toca tirarse al agua. La joven atleta peruana completó la prueba clasificatoria de los 200 metros libres en 2:04:95 y, a pesar de haber superado por casi un segundo su mejor resultado, no se fue conforme:

“No fue bueno mi puntaje. Superé mi marca personal pero no cumplí mis expectativas porque quería completar la prueba en 2:03”, comentó Samantha.

Aun así, la peruana sabía que iba a ser difícil alcanzar la final de la especialidad por el nivel de competitividad (quedó a casi tres segundos de la última clasificada), y comparó la competencia en los Juegos Olímpico de la Juventud con el Mundial Junior, en el que también participó.

“El año pasado estuve en Indianápolis y, aunque también me pareció increíble, acá la competencia es mucho más fuerte que lo fue en Estados Unidos”, analizó.

Samantha es la gran esperanza de la natación peruana ya que posee los récords nacionales de 200, 400 y 800 metros. “Siempre busco bajar mis tiempos y soy muy competitiva. Si no me sale el tiempo que esperaba me enojo un poco”, aseguró.

Por último, una de las 4.000 atletas que viven en la Villa Olímpica de la Juventud contó cómo vive su estreno Olímpico en Buenos Aires 2018.

“Los Juegos están muy bien organizados. Acá vinieron todos los países con sus equipos completos y eso me parece increíble. Yo vine con mi entrenador Ricardo Jiménez y mis padres que vinieron a apoyarme”.

Ricardo Jimenez y Samantha Bello Natacion

Ricardo Jimenez y Samantha Bello  en la Academia Johnny Bello – Fotografía Ángel Leiva Espinoza

El viernes, Samantha competirá en su otra prueba preferida, los 400 metros libres y se ilusiona con un buen resultado: “200 y 400 son mi especialidad, aunque también competí en 800. Quiero dar lo mejor de mí y superarme a mí misma”, se ilusionó.

 


 


Compartir
  • 80
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    80
    Shares
  • 80
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.