Estados Unidos, detrás del éxito de la natación mexicana en Centroamericanos


Compartir
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Saúl Trujano | ESPN Digital

Una de cada tres medallas que se repartieron en la natación de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla fue ganada por México fue gracias a un equipo formado y entrenado en universidades estadounidenses, y que se preparó para dominar en el medallero, lograndolo con 15 oros, 18 platas y 10 bronces.

Las 43 medallas totales de los nadadores aztecas equivalen al 35.8% de todas las que se repartieron en las competencias del Complejo Acuático Eduardo Movilla, donde México volvió a la cima de este deporte luego de dos ediciones (Veracruz 2014 y Mayaguez 2010) en las que había dominado el equipo de Venezuela.


 

La razón de éxito mexicano está en territorio estadounidense, donde entrenan la mayoría de los nadadores, y en una preparación que incluyó extender los planes de entrenamiento de las universidades donde entrenan los nadadores mexicanos para que no dejaran de nadar hasta la tercera semana de julio, incluyendo campamentos y competencias adicionales.

“De los 24 nadadores en Barranquilla, 17 entrenan en Estados Unidos. Quiere decir que el trabajo es de ellos con la participación nuestra, el problema en México es lo poco que se les paga a los entrenadores y eso trae como consecuencia que haya pocos, entonces los nadadores se van a Estados Unidos”, cuenta a ESPN Nelson Vargas, delegado del equipo mexicano en Barranquilla 2018 y experimentado entrenador que participó en el equipo que ganó la medalla olímpica de Felipe Muñoz en 1968. “La expectativa ahora mejora, creo que podremos llevar una decena de muchachos a los Juegos Olímpicos de Tokio, que son marcas durísimas”, Puntualizó Nelson Vargas, una cifra de nadadores que México no tiene desde Los Ángeles 1984.

La coordinación alcanzada incluyó también al entrenador Jay Holmes, de Texas A&M, quien llegó a México con la idea de seleccionar nadadores para representar a su universidad, pero posteriormente fue invitado a integrarse al equipo mexicano y terminó viajando a Barranquilla junto a seis entrenadores mexicanos que comandaban la misión.

 

Además México llegó a Barranquilla una semana antes de las competencias en una estrategia de adaptación que generó resultados que no se veían hace más de una década, cuando México ganó 15 oros en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena 2006 y en los de San Salvador 2002.

La natación mexicana ha vuelto a la cima regional en su primera competencia del ciclo olímpico, pero el nivel aún está alejado de la élite mundial y para muestra el hecho de que de todas las marcas dadas en la piscina de Barraquilla, sólo el de Shane Atkinson, de Jamaica, en 100 metros pecho (1:06.83 minutos), sería hoy marca para clasificar a los próximos Juegos Olímpicos.



Compartir
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    20
    Shares
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.